¿Qué es la Taxidermia y sus Técnicas?

Una de las técnicas milenarias aún usadas para la conservación de animales inertes

La taxidermia consiste en la conservación de especies animales inertes, manteniendo un aspecto lo más naturalmente posible es decir, como si estuviesen vivos aún, un proceso que comúnmente se conoce con la palabra disecar. La taxidermia data desde el antiguo Egipto, ya que se han encontrado en algunas tumbas de personas con animales disecados en su interior. Es de todos sabido que los egipcios practicaban el embalsamiento, que es una práctica para impedir la descomposición de un cadáver y conservar su aspecto normal por un periodo de tiempo largo.



Taxidermia y sus técnicas, ¿tu mascota por siempre?

Los taxidermistas pueden tener conocimientos diversos sobre anatomía, escultura, pintura y tratado de pieles de animales, los cuales conservan las características físicas y químicas del animal protegiéndolos del ambiente, que normalmente afectan la calidad de la piel, luz, humedad, temperatura e inclusive plagas como las polillas. Gracias a estas técnicas se tienen datos de animales disecados bien conservados con más de un siglo de antigüedad, y el mantenimiento es crucial para llegar a estos ámbitos. Para proteger a estos animales disecados, es muy común que se utilicen urnas de cristal, las vemos en museos, escuelas y casas particulares. Estas urnas protegen de la humedad principalmente.

Una de las técnicas más antiguas..

Gracias a la taxidermia también se pueden admirar en museos en gabinetes privados las bellezas que la naturaleza encierra en sus fases zoológicas. Medio de propagación pedagógica, y sobre la concientización para conservación de especies, que actualmente están siendo amenazadas por la mano del hombre. Es sabido que personas que se dedican a la cacería, gustan de disecar sus trofeos de caza con esta técnica, lamentablemente la cacería es una actividad que deberíamos evitar. Por otro lado, algunos propietarios de mascotas domésticas como perros y gatos, acuden a esta técnica para conservar a su mascota por mucho más tiempo. Debido a la diversidad de animales, los taxidermistas tienen diferentes retos, por ejemplo, las conchas u ostras casi no requieren de alguna técnica de tratamiento, los insectos, sólo necesitan ser deshidratados para conservarlos. La preservación de vertebrados en cambio, regularmente envuelve varios procedimientos más sofisticados para su exhibición. A continuación te mostramos las técnicas más usadas en la taxidermia.

1- El uso del alcohol.- Este método consiste en simplemente colocar el organismo completo dentro de un recipiente con esta solución. Normalmente el alcohol debe estar reducido al 70% de su concentración. Normalmente los organismos son tratados primeramente con formol antes de sumergirlos en alcohol. Moluscos y organismos sensibles como las medusas por ejemplo. Esta técnica se también en peces, anfibios y reptiles, en ocasiones también mamíferos y aves.

2- La conservación de la piel.- Esta técnica es usada en mamíferos ya aves y como su nombre lo indica, consiste en remover la piel de organismo con diferentes técnicas de corte y el uso de navajas y cuchillos, de tal forma que la piel quede intacta, sin daño y agujeros.

3- Conservación de esqueleto.- Para este técnica es necesario remover todo el tejido muscular de los huesos donde posteriormente los restos se colocan en un proceso de maceración ( convertir materia orgánica en líquida) en una solución con encimas y además, se pueden utilizar algunos tipos de insectos que limpian totalmente el esqueleto de materia orgánica.

4- La dermoplastía.- Esta técnica tiene la finalidad de conservar a todo el animal, en sus tres dimensiones. El punto inicial es conservar la piel como lo mencionamos en el punto número dos. También pueden llegar a conservarse tejidos como tendones, cartílagos entre otros, todo esto dependiendo del organismo en cuestión. Una vez conservada la piel, esta se rellena con esqueletos artificiales o materiales sintéticos para recuperar la forma completa y original del animal. La forma y posición del cuerpo dependen del matiz que se quiera representar en la naturaleza, dormido, al asecho, mirada de ataque etc. El reto de aquí es, recuperar las facciones y posturas que una especie animal tendría en la naturaleza.

El proceso de conservación de aves, aunque es más complicado, también es posible. El plumaje y la textura original son cuidadosamente conservados. En la imagen este gallo de pelea, aparentemente está con vida, pero no es así ya que forma parte de la decoración del lugar.

La conservación de mamíferos inicia con el corte de la piel a una sola pieza y el aspecto, los gestos y la mirada del animal deben permanecer intactos para su aspecto salvaje y natural.

Más Artículos de Interés







Compartir...





Compartir Compartir en Twitter

/articulos/ecologia/taxidermia.html