Cinco trucos para aprender cualquier cosa rápido y fácil

Incrementa tu productividad

Todos queremos tener conocimiento para la vida, para el trabajo, para resolver problemas y ser mucho más productivos, vamos al grano con las técnicas para aprender rápido y mucho mejor:

1- La técnica del sándwich Imagina que debes presentar un informe muy repentino para el siguiente día en tu trabajo o escuela, y no estás preparado para ello. ¿Usualmente qué haríamos? Pues conseguir toda la información y leerla y releerla para aprender lo que vamos a presentar o decir. Pero lamentablemente en esas condiciones sólo lograremos recordar menos del 50% de toda la información por ser un periodo de tiempo muy corto, nuestro cerebro no alcanza a procesar toda la información. Los científicos recomiendan, estudiar por un periodo corto del tiempo, dormir o descansar, y después volver a estudiar, inclusive por las mañanas muy temprano. El descanso ayuda a retener mucho más información, porque el subconsiente permanece activo almacenando toda la información. El cansancio es el enemigo número uno del cerebro al tratar de aprender algún tema.

2-Modificación de tu rutina La clave es hacer pequeñas modificaciones en tu rutina de aprendizaje original, por ejemplo hacer dibujos del tema en cuestión después de un periodo de tiempo, tomar un café y retomar el estudio, hacer un poco de ejercicio y remotar el estudio , comer inclusive y así sucesivamente. Esto te mantendrá despierto y o caerás en la trampa del aburrimiento y de la rutina.

 

Tecnicas para aprender lo que sea! fácil y rápido

3- Masticar un chicle.- Aunque no lo creas, el masticar un chicle ayuda al cerebro a aprender mucho más rápido. Estudios cognitivos afirman que esto trae buenos beneficios porque las personas tienen a estar más alertas y disminuye considerablemente el estrés, ansiedad he incrementa la productividad.

4- Hidratación intelectual.- En efecto, tomar un vaso con agua impulsa un mejor funcionamiento del cerebro. Estudios científicos demuestran que un cerebro mejor hidratado durante el trabajo o algún examen incrementa hasta un 10% su productividad, aumenta el grado de retención y de resolver problemas más complicados, procura mantener tu cuerpo bien hidratado diariamente.

5- Aprende a través de múltiples medios Si aprendes a través de resúmenes en tarjetas, o simplemente lees los libros como tal, puedes combinarlos, por ejemplo: Puedes dibujar diagramas, mientras mencionas la información en voz alta, al hacer esto activas nuevas partes del cerebro, inclusive pues cantar, tararear, imaginar etc. Trata de encontrar nuevas formas de estudio, no siempre la misma rutina de estudio.

Trabajo y estudio, situación de estrés mundial, aprendamos a relajarnos y ser más productivos sin poner en riesgo nuetra salud


Bonus!! Tenemos más técnicas para ti…!

6-La velocidad de lectura.- Es tiempo de leer un poco más rápido, conforme practiques la lectura, irás incrementando el número de palabras leídas por minuto. Esto hará que tu cerebro esté más activo y por ende, aprenderás más rápido. Lo ideal serían entre 700 y 1000 palabras por minuto, y si no llegas a estos niveles no te preocupes, poco a poco puedes ir a tu ritmo, tu cerebro incrementará su nivel de retención

7.- Escuchar música.- Muchas personas no pueden aprender sin música de fondo, y en efecto! La música activa diferentes zonas del cerebro que te hacen más receptivo, recordemos que la música es uno de los mejores liberadores de estrés, en otras palabras la música impulsa el funcionamiento del cerebro y tu estado de ánimo y acelera la capacidad de aprendizaje, confianza y productividad.

8- Practica por partes.- Cuando lees un montón de notas de un solo golpe, será más difícil recordar esa información, nuestro cerebro no está diseñado para recibir mucha información al mismo tiempo. Es por ello que puedes trabajar por partes, tu subconsiente tendrá más tiempo para asimilar esa información, de esta forma esas pequeñas partes serán procesadas más rápidamente en tu mente.

9-El camino más duro.- Cuando intentas aprender algo rápidamente, normalmente tratamos de leer resúmenes o partes de diferentes párrafos, pero al parecer esto no funciona. En cambio, cuando tú mismo escribes tus notas, o escribes tus propio resumen a puño y letra, esto aunque parezca más tardado ayuda a que la retención de la información sea más rápida. El sólo leer párrafos cortos, no ayuda a aprender más rápido.



Más Artículos de Interés



Compartir...





Compartir Compartir en Twitter