Desierto del Sahara, ¿Qué tan dañino es su polvo?

El polvo del Sahara es vida para otros seres de la tierra

El desierto del Sahara es uno de los más grandes y cálidos del mundo, con uno de los ambientes más hostiles en la tierra, cubre 3.6 millas cuadradas en el norte del continente africano, digamos que casi el tamaño de los Estados Unidos, incluyendo Alaska y Hawaii. El desierto del Sahara colinda con el Océano Atlántico por el oeste y el Mar Rojo en el este, por el norte está el Mar Mediterráneo y al sur la Savana de Sahel. En este enorme desierto se encuentran países como Egipto, Libia, Mali, Marruecos, Nigeria y Sudan.



Sahara, desierto que fertiliza el mundo

A pesar de que este ecosistema está compuesto principalmente por partículas de arena y polvo, alberga vida, cientos de especies animales viven de este desierto. Cada año a principios del verano y el otoño se forman masas de aire seco que se mueven hacia el oeste en el Océano Atlántico. Estas masas de aire, están repletas de polvo, que pueden permanecer hasta una semana, pero en ocasiones el cruce de otros vientos alisios hace de esta masa de aire más duradera y puede llegar a cruzar el Atlántico hasta llegar a América, no es muy común pero sí ha pasado, ya que los ciclos de la naturaleza en ocasiones son caprichosos. Aunque no es muy habitual que las masas de aire con polvo del Sahara lleguen a América con mucha intensidad, puede ocurrir más de una vez cada año, ya que tradicionalmente la actividad del aire del Sahara aumenta a mediados de Junio y disminuye en agosto. Los vientos pueden llegar a Norte América y el Caribe, inclusive más al norte en Canadá, además también se han reportado casos en el Sur de América, en donde se dice, que el Desierto del Sahara es el gran fertilizante de la Selva del Amazonas.

El Desierto más grande del mundo

Una característica de estos polvos y que es muy importante para los ciclos naturales de la tierra, es que se trata de un polvo mineral suspendido en el aire, que absorbe luz solar y contribuye a la regulación de las temperaturas del planeta. Además el polvo repone nutrientes en los suelos de las zonas tropicales y los océanos, nutrientes naturales que se pueden ver afectados por las lluvias de la propia región. Los químicos de estos polvos contribuyen a la vida en los océanos, aunque también cabe señalar que pueden ser tóxicos para especies de vida como los corales. Respecto a los efectos que este polvo puede tener en los humanos, cabe señalar que la calidad del aire disminuye, con repercusiones en la piel y en los pulmones, sobre todo a personas con problemas respiratorios, alergias e irritación de ojos. En tiempos de pandemia como el COVID-19 es de recalcar tomar precauciones dada las características de esta enfermedad que ataca principalmente los pulmones. Si vives en una zona en donde estas nubes de polvo del Sahara llegaran, es necesario tomar precauciones. Máscaras o cubre bocas, lentes de protección para evitar la irritación ocular y evitar entrar en contacto directo con la calidad de este aire. De preferencia quedarse en casa si no es necesario salir de ella, ya que los polvos se dispersarán poco a poco en algunos días.

El Desierto del Sahara es uno de los más grandes del mundo por debajo del Ártico y la Antártida, aunque estos últimos son muy fríos. Ambiente totalmente hostil para la vida, pero a pesar de ello concentra gran cantidad de especies animales como mamíferos, reptiles y aves.

En la imagen, los vientos originarios del norte de áfrica se unen con los del Océano Atlántico, provocando así una inercia de un viaje de más 10,000 km hasta llegar al continente Americano. Las nubes de polvo en tales concentraciones son atípicas, pero han ocurrido en los diferentes ciclos de la tierra. (Foto NASA-NOAA s www.nasa.gov)

Más Artículos de Interés







Comparte este artículo...





Compartir Compartir en Twitter

/articulos/ecologia/polvo-del-sahara.html