Define el éxito de tu microempresa con estos sencillos pasos

El inicio de emprender nunca fué tan sencillo

Es muy importante comprender que la base de todo éxito empresarial inicia mucho antes de empezar a comercializar un producto o servicio. La empresa inicia cuando tú decides qué es lo quieres emprender y para qué o porqué debería existir su negocio y qué creerá y hará como empresa. Cuando decides perseguir tu sueño toma nota e intenta contestar las siguientes preguntas, las cuales seguramente serán un buen pilar para tu empresa.
1- ¿Qué característica tendrá mi negocio? Es muy importante definir las cualidades que tendrá el producto o servicio que brindarás, además de las cualidades de tu personal, ¿Qué es lo que hará la diferencia entre mi negocio y los demás?

El emprendimiento hoy en día no es fácil, pero hay millones de casos de éxito en el mundo, grandes jóvenes emprendedores que han logrado crear un estilo de vida sustentable y saludable socialmente hablando. El cielo es el límite.

 

¿Quieres tener éxito en tu negocio? Sigue estos sencillos pasos...

2- ¿A dónde queremos llegar? Cada negocio necesita una frase que le describa como por ejemplo: ¿Eres el mejor en tu categoría? ¿Manejas los mejores precios? ¿El mejor servicio?, ¿El mejor trato?
3-¿Por qué se decidió emprender en este giro de negocio? En esta pregunta debes definir qué lo llevó a estar aquí, es decir, ¿Pasión por la actividad? ¿Por las posibles ganancias que pueda obtener? ¿Por el estatus que representa la actividad?
4-¿Con qué tipo de personas me puedo rodear? Debes pensar en un equipo de colaboradores, deben ser lo más ideales en cada uno de sus puestos, siempre pensando en la atención y servicio que brindará a sus clientes, sin dejar de lado la parte humana para con sus empleados y atendiendo sus necesidades.
5-¿Cuál sería su meta final? Aquí debes definir tus objetivos comerciales, rango de ventas, captación de clientes, reducción de costos entre otros rubros. Esto siempre apoyándose en sus colaboradores y motivándoles día con día.


6.- Defina una meta no comercial Por ejemplo, en algunos de los puntos anteriores hemos tocado el tema de la parte humana, el personal. Es muy importante que logres formar un gran equipo y además, darles el espacio y el respeto que merecen como tal. Cuando el recurso humano se siente satisfecho con su trabajo, es porque la parte económica, social y hasta emocional están debidamente equilibradas con respecto a su trabajo. Con ello, tus colaboradores serán más eficientes y todos se verán beneficiados y serán leales, tu empresa será reconocida y estarás contribuyendo al crecimiento sano de la sociedad.



Más Artículos de Interés



Compartir...





Compartir Compartir en Twitter